miércoles, 20 de agosto de 2008

¿Víva México?


Algo que nunca ha dejado de sorprenderme y repugnarme son las distintas formas que el deporte ha sido utilizado como una forma de publicidad y manipulación política. Sin embargo, también sirve como un termómetro del ánimo de la gente y nos ayuda a descubrir algunas de las cosas que las personas piensan pero pocas veces se atreve a admitir.

Un ejemplo de lo mencionado en el párrafo anterior se da en el fútbol, donde se proyecta el racismo y resentimiento de muchos mexicanos.

Yo recuerdo hace diez años, durante el mundial de Francia, que muchos comentaristas hablaban y alababan a muchos de los jugadores del país sede. En especial hacían notar el número de jugadores que no habían nacido en el país galo... Siempre me pareció que esos comentarios eran una pedrada al vecino del norte por su intolerancia hacia los mexicanos que cruzan la frontera.

Pero ¿qué pasa cuando una persona que no nació en México pero que opta, de forma legal, por la nacionalidad mexicana es llamada a la selección mexicana de futbol? Pues que un gran número de comentaristas, jugadores y aficionados comienzan a despotricar contra estos "convenencieros" y poco les falta para maldecirlos en cadena nacional por robarle el trabajo a los "verdaderos" mexicanos. Extranjeros es como les gusta llamarlos, como si fuera un insulto, como si fuera un pecado.

¿Extranjeros?... Tienen la nacionalidad mexicana ¿no? Entonces ¿por qué los llaman extranjeros? ¿Qué no tienen los mismos derechos que un mexicano por nacimiento? ¿Por qué ese desprecio? ¿Por qué esa intolerancia? ¿A qué le tienen miedo?

Pero esto es nada cuando vemos cómo tantos mexicanos trata a sus semejantes. A mi me parece algo triste e indignante cuando escucho que alguien usar como insulto la palabra indio. ¡Indio patarajada! ¡No seas indio! ¡Indio bajado del cerro a tamborazos!

Yo pregunto ¿Qué tiene de malo ser indio? ¿Qué no la mayoría de los mexicanos tiene sangre indígena?

En fin ¿Por qué a la gente le gusta vivir en la hipocresía, decir que son muy incluyentes cuando dentro de su casa es una costumbre sacarle las entrañas a los suyos?

Y por último ¿Creen que México puede progresar si odia, desprecia y niega lo que es?

1 comentario:

Rodrigo a secas dijo...

Es algo cabrón, que en México se discrimine a la mayoría... triste en realidad. Pero por otro lado, qué podemos esperar si la SEP eliminó de los programas de historia los temas de México precolombino? Es que todos nos debemos sentir menos indios y más españoles. O irlandeses como Fox... qué horror!